Plan de Futuro

El Plan de futuro de la Ciudad (o Región)

¿Cómo impulsar el desarrollo económico de mi ciudad?
¿Cómo cambiar la dinámica del territorio?
¿Cómo dinamizar al conjunto de fuerzas motoras de la ciudad?
¿Cómo implicar a los actores locales relevantes en el desarrollo local?
¿Cómo liderar al conjunto de fuerzas vivas de la ciudad?
¿Cómo diseñar un plan de futuro para mi ciudad?

 

La respuesta a todas estas preguntas es el Pack Integral de Servicios “Detonando el desarrollo de mi Ciudad” en el que Alain Jordà desarrollará con Vds. el Plan de Futuro Territorial que describimos a continuación según el siguiente índice de temas:

¿Cuáles son los objetivos del Plan de Futuro?

 

El Plan de Futuro Territorial responde a la necesidad de ciudades y territorios de redefinir su futuro para asegurar, a la vez,

  • la competitividad económica,
  • la cohesión social
  • la sostenibilidad ambiental

en un entorno global rápidamente cambiante (sociedad del conocimiento, globalización, innovación, cambios sociales, cambio climático, smart city…).

¿Cuáles son los beneficios que aporta el enfoque de Plan de Futuro Territorial para el Desarrollo?

 

Tradicionalmente, se han desarrollado para ello los Planes Estratégicos. Sin embargo, estos planes han adolecido, casi siempre, tanto de una visión estratégica singular como de la implicación activa de los actores del territorio. La fórmula del Plan de Futuro viene a cubrir estas dos fallas tan decisivas y aporta con ello una serie de importantes beneficios. Mediante la definición del Plan de Futuro Territorial conseguimos:

  • definir un horizonte de futuro compartido entre todos los actores locales,
  • generar una dinámica de colaboración entre administración pública y actores locales así como de los actores locales entre sí,
  • consiguiendo su implicación en los proyectos que se definen. (Éste es uno de los grandes beneficios que aporta este proceso al conseguir que los actores locales se corresponsabilicen del desarrollo acordado entre todos),
  • estructurar la gobernanza del proceso de construcción del nuevo futuro económico,
  • y todo ello acortando muy significativamente el inicio de la puesta en marcha de los proyectos,
  • con la obvia reducción en los costes del proceso.

¿Para quién es útil un Plan de Futuro para el desarrollo local y en qué situaciones?

 

  1. Cuando se desea cambiar la dinámica de la ciudad para dotarla de unos objetivos de futuro compartidos por todos sus actores
  2. Para aterrizar un plan estratégico pre-existente (documento) generando, a partir de él, un proceso activo de transformación de la ciudad con implicación de los actores locales
  3. Para diseñar con los actores locales el futuro económico del territorio en el marco de una definición estratégica general
  4. Para territorios subnacionales (distritos, departamentos, regiones, provincias, estados, comarcas….) que necesiten trabajar conjuntamente para efectuar una reflexión estratégica
  5. Para los territorios en los que opera una empresa extractiva (minera, forestal, petrolera) y donde se necesita conseguir la “licencia social” de las comunidades afectadas por las operaciones de explotación
  6. Para grupos de ciudades que tengan interés en trabajar conjuntamente temas de interés compartido
  7. Para la capacitación de profesionales del sector público en procesos de dinamización de ciudades y territorios (ver las particularidades de esta modalidad en el apartado de capacitación)

¿Cómo funciona?

 

Los Planes de Futuro se basan en una herramienta fundamental: el proceso emprendedor de desarrollo territorial.

Los procesos se diseñan en función de los intereses y de los requisitos de cada cliente y pueden constar de una o varias sesiones de emprendimiento territorial.

Cada sesión consta de 3 fases:

  1. La Preparación previa. Esta fase sirve para preparar adecuadamente la sesión. El experto acompaña a la administración en la adecuada preparación de la sesión (selección de personas asistentes, diseño del programa,….) (duración aproximada de esta fase: de 1 a 2 meses)
  2. La sesión. Se celebra durante 3 días bajo la dirección del experto y construye, paso a paso, el proyecto de futuro del territorio: activos locales, visión de futuro, apuestas estratégicas, proyectos clave para avanzar hacia ese futuro, calendario de ejecución y organización para la gobernanza del proceso.
  3. El informe final. Incluye la redacción del Plan de Futuro de su ciudad (Esta fase se cierra en un plazo inferior a 1 mes).

De tal manera que, el ciclo completo no supera los 3 meses de duración.

Al final del proceso, su territorio dispondrá de una visión de futuro, unas apuestas estratégicas, con los proyectos esenciales de cada una, un calendario de ejecución, una estructura organizativa para el seguimiento, la coordinación y el impulso del plan y, sobre todo y todavía más importante, la implicación de los actores locales para la ejecución del plan y de sus distintos proyectos.

¿Podemos hacer una prueba en mi ciudad antes de decidir llevar a cabo el proceso?

 

A veces, la ciudad prefiere desarrollar una sesión previa que le permita descubrir los principios y criterios a seguir para desarrollar con éxito el proceso de definición de su estrategia de futuro antes de iniciar definitivamente ese proceso. Una sesión previa en la que también pueden participar los actores locales y empezar así a crear un ambiente de ilusión y de expectación por un nuevo futuro.

Para atender estas necesidades es para lo que hemos desarrollado nuestra “Masterclass” que es un Pack de Introducción al Plan de Futuro de su ciudad. Durante 2 a 3 días Alain Jordà se desplazará a su ciudad donde no solo le acompañará en el proceso de comprender todos los aspectos relevantes para la estrategia territorial sino que, además, trabajará directamente con los actores locales y les preparará para abordar ese proceso en beneficio de la comunidad local. Puede ampliar la informació sobre esta Masterclass puede consultar esta página.

¿De dónde viene?

 

Alain Jordà ha elaborado esta metodología eficaz y rápida a partir de sus múltiples experiencias y con la prioridad fijada en la eficacia del proceso. La idea que mueve este formato se deriva de la aplicación de varios criterios:

  • el acompañamiento de la administración por parte del experto
  • reforzar el liderazgo de la administración municipal
  • si se desea que el Plan sea efectivo y se lleve a la práctica, es el territorio quien debe definir su futuro (y no, uno o varios expertos externos)
  • la necesidad de implicar a todos los actores locales (aquéllos que van a tener que llevar a la práctica los planes que se definen)
  • la necesidad de definir y poner en marcha acciones en un plazo razonablemente corto para que el territorio se ponga en marcha en la dirección correcta
  • que el proceso aporte capacitación + debate + decisión conjunta de los actores locales
  • que el coste del proceso esté al alcance de cualquier territorio interesado